viernes, 29 de marzo de 2013

Panamá - Imperdible tomarse un día de compras en la Zona Libre de Colón.

La Zona Libre de Colón, fantasía para los compradores compulsivos, no es como ir de shopping en la capital. Todo una bella travesía representa llegar hasta allí. Desde Panamá puede uno llegar por carretera vía taxi por unos 125USD (ida y vuelta para 4 personas), en tren saliendo desde Albrook con un costo ida y vuelta de 44USD, sale a las 7:15 y demora una hora,  o la opción económica del BUS, saliendo desde la terminal de Albrook con un costo de 1,25USD tardando unas 2 horas. En mi caso salí de la terminal de Albrook en bus a las 9am y me baje exactamente donde muestra la foto a las 11am. 

Si bien es una ciudad complicada como toda zona libre del mundo, no he tenido acontecimiento alguno por que temer. Hay que ser prudente y no meterse en las calles laterales cuando se baja del bus, caminar por la zona céntrica es totalmente seguro. Luego, para llegar  a la zona libre hay que tomar si o si un taxi que cuesta 1 dolar. 

Plazita en la avenida principal de Colon, como todos los pueblos, están los lugareños siempre sentaditos en los bancos de la plaza, observando, mirando la gente pasar..
Sobre la avenida principal, hay algunas callecitas que se meten para adentro y están cerradas por rejas, solo puede entrarse dando la vuelta a la manzana y entrando por la paralela de atrás.
Por las veredas se puede ver algún parecido a Ciudad del Este, los toldos salen desde las construcciones y cubren la vereda, meterse al camino que se forma adentro es interesante, y ver las cosas que ahí se venden.
Y como en todas las ciudades latinoamericanas no puede faltar el mercado central. 
A pesar de la temperatura que oscila en un promedio de 28º centígrados, las carnes son expuestas al exterior sin refrigeración. Cosa normal en todos estos mercados, donde se vende la mercadería del día. 
Callecitas de Colon
Iglesia de Colon
Camino a la zona libre, barrios de Colon.




Ya adentro de la zona libre, la más grande de toda américa y la segunda a nivel mundial. Hay que ir preparado a caminar, es una ciudad cerrada donde operan alrededor de 2500 empresas.
Para comprar hay que negociar al ingreso con un guía. Sí o sí busque un guía, le facilitará las cosas para sacar la mercadería comprada fuera de la zona libre y también para encontrar los mejores precios.
Bueno como decía, dentro es una ciudad literal, con calles y hasta lugares con atascamiento de tránsito, bocinas y demás. 
Finalizado el paseo por la zona franca, tomar taxi directo a la terminal de bus, desde Colon se puede ir Colón costa arriba para llegar a Sabanitas, Portobello, La guaira, Isla grande (Caribe atlántico). O bien regresar directo a Panamá. En mi caso regrese nuevamente a Panamá y para ir a la costa del atlántico comencé nuevamente el viaje desde Panamá.
El día en Colon es agotador 





Hay que tener muy en cuenta que la terminal no funciona como en las grandes ciudades, está muy retrasado el sistema de venta de boletos y el servicio también. El boleto se compra directamente al lado del bus y hay que poner el bolso para asegurar el asiento. Si se decide a viajar en bus hay que estar predispuesto a vivir una gran aventura! La inseguridad es un mito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario